martes, 30 de diciembre de 2014

Los sueños y los días .Calendario del Escribidor 2015.



Edición  no venal, gratis, free.

                 
                  No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
                  sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
                  No te dejes vencer por el desaliento.
                  No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que casi es un deber.
                  No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario

"No te detengas". Hojas de hierba.
Walt Whitman.


En estos días andan las frases a la carrera.

Son del tipo "¡Feliz Año Nuevo!", y demás banastos de buenos deseos que nos decimos por las esquinas apresuradas de la ciudad, nos escribimos, o ahora vertemos por los conductos del aire.

Y bien están estas cosas, a mí me gustan estos barnices sociales, estos engrases del ánimo colectivo, pero prefiero la frase: "Hechos son amores, y no buenas razones"...

Así que como nos encontramos tú y yo por estas sociales redes que también lubrican sonrisas oxidadas, te diré que vengo en esta entrada con buenos deseos, claro, pero sobre todo con hechos, y, esto no se lo digas a nadie, con un puñado de amores, también.

Y es que yo sé cómo va a ser tu Año Nuevo..., y el del otro, y el mío propio.

Y lo sé porque he recorrido cada uno de los 365 días que esta nueva cesta temporal nos entrega como cerezas enzarzadas.  Los he transitado sobre una tabla de Ecxel, me explico. Todos ellos los he andado: los cubiertos de escarcha del invierno, los preñados del aire ebrio de la primavera, los hondos y secos como un beso de tornillo que son los del estío, y esos  otoñales que casi se paladean como una música de Debussy. 

Sí, he andado por las jornadas de lluvia, me quedé dormido una tarde en la hora de la solana bajo una higuera, en otros escalé las sierras de mi tierra, o caminé sus llanos, o añoré tus mares lejanos. He dormido muchos de sus días y desperté a muchas de sus noches. Habité en algunos de ellos las humedades de la soledad, las caries de la desesperanza, las herrumbres del rencor  y los pozos del fracaso. Pero también encendí las hogueras de la alegría, oí las pirotecnias de la ilusión, hice con mis manos alfareras las arquitecturas de cristal del amor, y hasta conocí una hora en la que supe que mis plegarias eran atendidas.

Y así he sabido que tus días, los del vecino, y los de todos, pasarán por este año de igual manera. 

Allí, sobre las cuadrículas de la tabla de Excel, he tecleando días en azul, casi todos,y a los que me mostraban su sonrisa festiva, a estos los he pintado de rojo. 

Esto de ser escribidor tiene a veces , no lo niego, ventajas para los manejos de la magia y de la ilusión, y a mi me hubiera gustado saber, cuando hacía este calendario, qué días te van a ser extraordinarios, para alargarlos, o dejárlos en su cuadrícula latiendo todo el año como un corazón enamorado. He deseado conocer  también cuáles saldrán más aciagos para borrarlos con mi goma de borrar encantamientos, o mermarles las horas al menos. Y también, ya de puestos, he intentado adivinar cuáles son para ti efemérides especiales para pintártelos de un neón rutilante. Y con los demás, con todos esos de rutinaria normalidad, a estos los he  dejado  en el azul de añorada niñez del maestro Machado, o de los también azulados del maestro León Felipe que como yo mismo pasó parte de su infancia en Sequeros, en la Sierra de Francia de Salamanca.

Y es que los celestes días normales siempre tienen algo  de infantes, y mucho de beatíficos.

Eso es lo que me gustaría haber hecho si fuera un mago, digo. Pero ya me conocéis: tan solo soy un dibujador,un señor de la intemperie que sale con su cámara a atrapar las mariposas de los instantes. Y un escribidor que echa sus letrillas al día, como quien echa  arroz a las lentejas, por ver si la vida tan aguada que a veces nos toca se espesa, o coge algo de sustancia, o  tropieza uno la tajada de la esperanza.

Y esto es lo que traigo: el año 2015 en doce láminas con mis fotos, textos de maestros de la poesía,la narrativa, el pensamiento,y algunos míos que se me cayeron por descuido.




Y mi deseo, amigo virtual o de virtud, es que encuentres la gran maravilla de las cosas sencillas que son de las que se han servido las generaciones: las nutricias, las consabidas como el trabajo, la salud, el amor...y esas cosas normales que se vuelven el  tesoro mas buscado cuando faltan. 

No es que me crea sabio ni mucho menos, pues el caso es que soy muy cafre, ya lo sabéis, pero sí sé que el sortilegio para que los sueños se cumplan es hacer los que han hecho siempre los hombres: aplicarles mucha realidad.

Y cada día del año que nos viene será una nueva oportunidad para intentarlo. Sé que tú lo conseguirás, porque éste que nos llega es tu año, el de los tuyos..., y el mío,sí, y el de los demás, como siempre.

Y esto, qué cosas, es lo que a mi me resulta prodigioso.

¡ Venturoso año 2015 ! 


Ángel de Arriba Sánchez
El Escribidor del Tormes
Siguen las  doce láminas: 


Nota: El calendario que sigue es el Laboral Oficial para la Comunidad de Castilla y León, España. Faltan los dos días de la ciudad en la que resido, Salamanca: los de su patrona la Virgen de la Vega, el día 8 de septiembre, y el de su patrón San Juan de Sahagún, el 12 de junio. Pero en esta ciudad tan querida, estudiantil y tan tunante, no necesitamos que nos marquen las fiestas en los almanaques, que no se nos olvidan,descuida, je, je...














Espero que te guste. Y si no, deja tu comentario para mejorar la próxima vez.
Gracias por estar ahí.
Hasta la próxima.







4 comentarios:

Jesús Rodríguez Morales dijo...

Maravillosa recreación de la Salamanca doñada pero real.

Pilar Sánchez Sánchez dijo...

Precioso, las fotos van con el ánimo mensual y sus colores, lo dicho, precioso.

ÁNGEL DE ARRIBA SÁNCHEZ dijo...

Gracias Jesús, me alegra mucho que te guste mi calendario virtual. Tus palabras, y las de tantos, que me llegan, son un gran estímulo, y han hecho ya me ponga con la edición para el 2016. Ya guardo en mi zamarra las fotos que le voy sacando a las caras de este año, y cojo al vuelo ideas, y algunas frases que me salen al paso en los libros...Intentaré que el siguiente esté impreso y encuadernado,como me demandan, aunque ¿quién sabe?... Esto dependerá en gran parte de vosotros, amigos lectores. Un deseo, y te reitero mis mejores deseos para 2015. Un abrazo.Angel.

ÁNGEL DE ARRIBA SÁNCHEZ dijo...

Gracias Pilar. Celebro que al hacerlo coincidiera con tu gusto y opinión. Esto me parece estupendo, y me alegra que al ir día a día haciendo el camino del año esté acompañado, y tenga la seguridad de que no camino solo...Un abrazo amiga, lo dicho: que 2015 te sea muy propicio . Ángel.